El trabajo como camino a la paz social

EL TRABAJO COMO CAMINO A LA PAZ SOCIAL

Con motivo de conmemorarse el 1° de mayo el Día del Trabajo, la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina, quiere agradecer a todos los hombres y mujeres trabajadores que, con su tarea, sostienen a sus familias, contribuyen cada día a la consolidación de la democracia y a la construcción de la Nación.

Nos asociamos solidariamente al sufrimiento de los que realizan actividades precarias o padecen el flagelo de la desocupación. También nos acercamos a quienes son sometidos a condiciones de esclavitud en actividades clandestinas. Abrigamos la esperanza de que el país pueda ofrecer pronto nuevas oportunidades, especialmente para los jóvenes, en donde las condiciones laborales sean cada vez más respetuosas de la dignidad de la persona humana, promuevan un salario digno y se orienten hacia el bien común.

Desde nuestra Comisión de Justicia y Paz estamos trabajando junto a otras instituciones de la sociedad Civil en propuestas concretas para reducir o eliminar el trabajo no registrado y promover con políticas de estado el primer empleo, especialmente para los sectores más vulnerables.

Que la práctica de la amistad social, nuevo paradigma de convivencia fraterna, de práctica ciudadana, de gestión de gobierno y de consolidación democrática, contribuya a una mayor inclusión en la Justicia y la Paz entre los que habitamos suelo argentino.